Los CIEs en España

Los CIEs en España. Un análisis crítico por el Día del Migrante

La rebeldía de los propios internos, la presión de organizaciones sociales y políticas, y la creciente concienciación de la ciudadanía, están permitiendo que los Centros de Internamiento para Extranjeros se visibilicen. Es así que este 18 de diciembre en España una de las temáticas reivindicativas será el cierre de los CIEs.

La postura de estas organizaciones es muy clara, el cierre definitivo de estos centros a grito de “Ningún ser humano es ilegal”, “CIEs NO”, “Migrar no es un delito, es un derecho”…

Mientras los partidos políticos neoliberales y conservadores quieren manterlos y privatizar su gestión. Los socialdemócratas insisten en modernizarlos para ofrecer unas mejores condiciones a los internos.

¿Qué son los CIEs?

Los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIEs), son establecimientos públicos de carácter no penitenciario, dependientes del Ministerio del Interior donde se priva de libertad a inmigrantes por haber cometido una falta administrativa; es decir, por no tener permisos de residencia.

Estos centros están destinados a custodiar a los extranjeros para garantizar su expulsión, su devolución o su regreso. Un juez decide internarles como medida cautelar a la espera de que se resuelvan los expedientes para expulsarles del país.

Al frente de cada centro está un director, nombrado por el Director General de la Policía entre funcionarios de carrera.

¿Quién los inventó?

El origen de estos centros está en el cambio de política migratoria efectuada tras la aprobación de la conocida como “Directiva de la vergüenza” (Directiva 2008/115/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a normas y procedimientos comunes en los Estados miembros para el retorno de los nacionales de terceros países en situación irregular). Esta norma fue aprobada con los votos de todos los eurodiputados del Partido Popular y por la gran mayoría de los representantes europeos del PSOE.

Localización de los CIEs en España

Actualmente hay ocho Centros de Internamiento para Extranjeros en España.

CIE de Aluche (Madrid). CIE de La Piñera (Algeciras). Además hay otro en Tarifa, pero que se considera una prolongación del de Algeciras. CIE de Zapadores (Valencia). CIE de Zona Franca (Barcelona). CIE de Sangonera La Verde (Murcia). CIE de Barranco Seco (Las Palmas). CIE de El Matorral (Fuerteventura). CIE de Hoya Fría (Tenerife).

Localización CIEs en España

Postura de los partidos políticos en España sobre los CIEs

Ocho años después de que se haya aprobado este método de expulsión en el Parlamento Europeo, que supone además una vulneración sistemática de los derechos más básicos, no ha resultado ser efectivo para los fines que fue creado.

El Partido Popular mantiene su postura frente a la existencia de estos centros mientras que Ciudadanos (C´s) propone privatizar su gestión. El PSOE sólo exige mejorar las condiciones de las personas internas pero no cerrarlos. Izquierda Unida, Podemos y Equo, apuestan por el cierre definitivo de estos centros.

No hay que modernizarnos ni privatizarlos. Modernizarnos no, porque no deberían existir. Privatizarlos no, porque los Derechos Humanos no se privatizan.

Derechos Humanos y los CIEs

Varios informes revelan que dentro de estos centros se vulneran los derechos humanos de los internos y que hay menores de edad.

La Ley prohíbe expresamente que haya menores en estos centros, pero la realidad demuestra que algunos están internos, bien porque ellos no han dicho que son menores o porque no se puede acreditar.

Según el Real Decreto 162/2014, por el que se aprueba el reglamento de funcionamiento y régimen interior de los CIE, éstos “dispondrán de servicios de asistencia social y sanitaria con dotación suficiente”. Pero en la práctica, tal y como se demuestra en los informes (realizados por organizaciones sociales que defienden el cierre de estos centros), existen muchas carencias. Algunos no tienen un médico permanente y, además, varios carecen de servicio de traducción, por lo que es difícil que el doctor entienda lo que les pasa. Otros problemas son el hacinamiento por la falta de espacio, también el deterioro de los espacios comunes y/o los de aseo.

Estos informes también denuncian vejaciones, golpes e insultos racistas y xenófobos por parte de los funcionarios hacia los internos.

Por otra parte, la Ley recoge que una persona puede permanecer en un CIE, como máximo, 60 días. La media de estancia en estos centros es de 24 días, según los datos del Defensor del Pueblo, aunque varias ONG denuncian que es mayor y llega hasta los 40 días.

No hay que modernizarnos ni privatizarlos. Modernizarnos no, porque no deberían existir. Privatizarlos no, porque los Derechos Humanos no se privatizan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hecho por migrantes para migrantes - paramigrantes.info 2017